Proceso creativo experimental y producción gráfica para el encuentro entre Rubber Mind y el sello Danés, Posh Isolation.
Primera noche Posh Isolation en Suramérica presentando a los proyectos: Damien Dubrovnik, Croatian Amor y Vanity Productions.
-
Fotografías / Videos
Producción: Sebastián M, Marcelín y David Bernal.
Colaboración con Tomas Castro y Julian Dupont
///////
Creative experimental process and graphic production for the meeting between Rubber Mind and the Danish label, Posh Isolation.
First night Posh Isolation in South America presenting the projects: Damien Dubrovnik, Croatian Love and Vanity Productions.
-
Photography / Videos
Production: Sebastián M, Marcelín y David Bernal.
Colaboration with Tomas Castro y Julian Dupont
////////
De la disrupción ficticia al error genuino:
"Se pensó aquellas líneas de fuga nos traían de vuelta al mañana y... el resquebrajamiento alcanzó su estadio inerte, representado. Lo simbólico como simbólico en sí mismo se sobreexpuso en lenguaje hasta el perecer en el velo,
ya irreconociendo su ecosistema anterior.
 
Lo simbólico en lo simbólico puede seguir siendo allá distante acá, en lo escondido simbólico, en su disrupción ficticia. Hay un clamor en el exceso de lenguaje queriendo decir algo nuevamente, y el lenguaje lo sabe.
Decir algo no se dice al lenguaje entonces ahora, se dice ahora entonces
a lo que nos hace hablar.
Encontrar el error genuino viene con rabia y la promesa del gozo entonces! es el eco ecosistémico y eco del erotismo en encontrarse en los cuerpos cuando los cuerpos en el encuentro olvidaron lo que encontrarse era en el exceso del código, el signo, lo dicho, y exceso de lo dicho.
 
El exceso de lenguaje sabe entonces de su agotamiento en lo simbólico en haberse hablado por tanto en disrupción ficticia, por ello al error genuino como el erotismo en la salida no nostálgica de lo que fué, porque no nos importa lo que fué, al error genuino en recuperar el exceso de Apolo incluso disfrazandose en Dionisio, al error genuino en los sonidos negros de raíz terraquea y la carne palpitante en los gritos después de una distopía sonaba en máquina a pesadilla, sonaba y seguía sonando a disrupción ficticia.
 
Al error genuino en los cuerpos otra vez cuerpos, en disrumpir lo disruptivo establecido en decirlo tu disrupción establecida, sabiendo responder no es responder como venías respondiendo para saberte sin fuerza, al error genuino en no creerte ya el creerte eso disruptivo, al error genuino en el movimiento en como nos crecen los huesos hasta las tetas de no una espectacularización del cliché reaccionario, al error genuino en recubrir lo que antecede lo dicho y lo dicho hasta descubierto en su recubrir, hasta la impecabilidad resultante en el después a la desidia porque... no es la dislocación hablada de la que se habla, es... la estética en volvernos a encontrar sin el exceso simbólico, el ritual de abrir los códigos a lo que queremos sea el hacer, al nacer abismales errores, error genuino."

RUBBER MIND